Santiago

Jiménez

Santiago nació en Bogotá en 1998. Desde pequeño identificó su gusto por las artes y por el movimiento, lo cual lo llevó a crear un contexto donde estuviera rodeado por ellos. Sabía que lo suyo no era un trabajo de oficina y la danza se destacaba entre sus distintas pasiones y sueños. A sus 17 años, y con ayuda de sus padres, hizo esfuerzos económicos para formarse en la academia de ballet Anna Pavlova durante dos años. A raíz de esa experiencia empezó a probar en un ámbito más profesional de la danza, haciendo parte de pequeños grupos que se presentaban en su ciudad. En el transcurso de su bachillerato maduró su pasión por la danza, gracias a que desarrolló un enfoque pedagógico y la enseñó en la primera infancia. Se graduó como bachiller con énfasis en pedagogía, aplicando la danza a su formación. Está tan comprometido con bailar que en tres años ha logrado alcanzar un nivel técnico en ballet clásico que le permitió ser competitivo para entrar al programa Alma en Movimiento, integrándose en 2017. Aspira a aprender diversos lenguajes de danza y a vincularse a una compañía de danza en Viena, Houston o Nueva York, viajar y llenarse de experiencias positivas gracias a la danza.